lunes, 26 de abril de 2010

La conspiración reptiliana


David Icke (1952) fue jugador de fútbol, periodista y comentarista deportivo. También fue portavoz del Partido Verde del Reino Unido, aunque antes de eso al parecer era un señor bastante ultraderechista, y después de eso lo sigue siendo, así que no tengo ninguna razón para pensar que abandonó la ultraderecha ideológica durante su permanencia en el Partido Verde que te quiero verde. También es famoso por saber cosas que nadie más sabe, cosas secretísimas que revela a las pobres gentes que no son tan suspicaces como él, a través de sus libros que se venden como rosquillas en el mercado anglosajón. Pertenece al subgénero humano de los listos, es decir, los que tienen la capacidad de conocer misterios insondables que previamente se han inventado.

Icke ha visto incrementada su fama considerablemente con la repercusión de Zeitgeist Addendum, la conspiracionista segunda parte del conspiracionista pseudodocumental Zeitgeist the movie, en la que también participa aportando su, ejem, sabiduría, y que tanto revuelo han causado en la red. En su página oficial - que ha ido limpiando de parafernalia surrealista (aunque no lo suficiente como para que le considere en su sano juicio), a medida que la fama y el dinero le van acompañando - se puede ver el documental de marras. La información que nos presta wikipedia en español sobre el personaje no menciona los documentales, ni sus delirantes teorías sobre los extraterrestres...reptilianos.

Así, sin vaselina: David Icke afirma que existe una fuerza oculta que domina el mundo - sin importar la ideología del gobierno - a la que llama Illuminati, aunque al parecer tal fuerza carece de nombre según sus propias palabras. Vamos, que el bautismo se lo ha dado él. Afirma que, entre los Illuminati, podemos encontrarnos a los Rockefeller, los Rotschild, Kris Kristofferson (si, el músico de country y actor) y hasta la mismísima familia real británica. Todos ellos pertenecen a una misma familia que se viene perpetuando en el poder por los siglos de los siglos. Concretamente, todos ellos descienden de los reyes de Sumeria (¡!). Para confirmar sus teorías sobre la línea de sangre de los supuestos Illuminati, aporta las siguientes pruebas: 0. Pero...¿quién necesita pruebas cuando se tiene fe?. Y es que, desde luego, hay que tener mucha fe para tragarse que los Illuminati son en realidad seres extraterrestres repitilianos humanoides de 7 pies de altura que forman parte de algo así como la Hermandad Babilonia. En Zeitgeist se nos omite esto, pues es de suponer que la gente se habría tomado a pitorreo tan delirante teoría, pero no seré yo quien acuse al pseudodocumental de manipulador... Bueno, si, la verdad es que es tan manipulador como la retórica de Adolf Hitler y Joseph Goebbels.

Una de las... ¿pruebas? que presenta Icke para apoyar su teoría reptiloide, es que una tal Christien Figerald, confidente de Diana de Gales vio a miembros de la familia real británica transformarse en reptilianos. Al parecer, una vez mutados no se atrevieron a invadir Tokio, pero uno puede esperar cualquier cosa de un reptiliano y nadie puede afirmar con seguridad que Godzilla no es pariente de la Reina Isabel. Como ya estoy metido en harina, voy a aportar yo mismo una prueba: en la foto podemos ver que, efectivamente, Diana es en realidad un extraterrestre reptiliano.

Este tipo es uno de los mayores propagadores de las teorías conspiranoicas del 11-S, un antisemita reconocido que publicó en su web algo de tan exquisito buen gusto como una fotografía de Barack Obama el día de su toma de posesión , debidamente manipulada- como todo lo que escribe y dice el personaje que me ocupa- en la que se ve al presidente con una corbata con la estrella de David y la palabra Fraude, sin aportar, por supuesto, prueba alguna que sustente semejante afirmación . Es decir, que el mismo día en que Obama accedía a la presidencia de Estados Unidos, David Icke ya sabía que estaba a sueldo del Estado de Israel - mentira y gorda, ya han empezado los primeros desencuentros entre Obama y el gobierno israelí, aunque supongo que para el pseudoperiodista eso forma parte de la conspiración para despistar a los incautos - y también sabía que todo había sido un fraude electoral. Es lo que tiene, una vez más, la New Age, ese engendro ideológico-místico-lunático que se extiende como un virus por las mentes de las izquierdas y derechas más reaccionarias, a quienes Zeitgeist manipula y miente descaradamente para generar un estado de opinión favorable al Partido Libertario americano, que en realidad no es tal, sino un partido Libertariano, esto es, anarquismo de ultraderecha, también conocido como minarquismo. Si, amiguitos, existe un anarquismo de derechas, igual que existe el nacionalsocialismo, y esto es algo a tener en cuenta, quizá incluso más que los reptilianos que nos gobiernan.

¿Quién es David Icke? Pues el tipo de abajo, en pleno orgasmo New Age: