domingo, 17 de abril de 2011

Alcohólicos Anónimos, la organización sectaria

William Griffith Wilson (1895-1971) fue alcohólico.  Dejó de serlo (alcanzó la sobriedad) el 11 de noviembre de 1934.  Era un tipo extravagante.  Experimentó al parecer con LSD y parapsicología para , en los últimos años de su vida, poner fin al alcoholismo.  William Griffith Wilson fundó Alcohólicos Anónimos.

Desde hace años, la organización es objeto de serias y fundadas dudas sobre sus fines reales.  Según ellos mismos:

Para ser miembro de A.A. no se pagan honorarios ni cuotas; nos mantenemos con nuestras propias contribuciones. A.A., no está afiliada a ninguna secta, religión, partido político, organización o institución alguna; no desea intervenir en controversias, no respalda ni se opone a ninguna causa. Nuestro objetivo primordial es mantenernos sobrios y ayudar a otros alcohólicos a alcanzar el estado de sobriedad.

Pero... ¿esto es cierto?

En principio, no dudo de que a nadie le pidan honorarios o cuotas de algún tipo.  Tampoco dudo de que no esté afiliada a religión, secta, partido político o club de tenis alguno.  Quizá, no lo están, pues todo el mundo sabe que pocas religiones o partidos permiten abiertamente la filiación de sus miembros con cualquier otra organización similar. 

Si, efectivamente, quieren no ser mirados como una secta, tal vez deberían explicar esto:

1. Admitimos que éramos impotentes ante el alcohol / drogas, que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables.

2. Llegamos a creer que un Poder superior a nosotros mismos podría devolvernos el sano juicio.

3. Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, como nosotros lo concebimos.

4. Sin miedo hicimos un minucioso inventario moral de nosotros mismos.

5. Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos, y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestros defectos.

6. Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos liberase de nuestros defectos.

7. Humildemente le pedimos que nos liberase de nuestros defectos.

8. Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos ofendido y estuvimos dispuestos a reparar el daño que les causamos.

9. Reparamos directamente a cuantos nos fue posible el daño causado, excepto cuando el hacerlo implicaba perjuicio para ellos o para otros.

10. Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocábamos lo admitíamos inmediatamente.

11. Buscamos a través de la oración y la meditación mejorar nuestro contacto consciente con Dios, como nosotros lo concebimos, pidiéndole solamente que nos dejase conocer su voluntad para con nosotros y nos diese la fortaleza para cumplirla.

12. Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar el mensaje a los alcohólicos / adictos y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos.


Estos son los famosos 12 pasos de Alcohólicos Anónimos.  No han cambiado básicamente nada desde que los ideó William Griffith.  En España, podemos encontrarnos con este y otros textos en su página web.  Aunque se desgañiten diciendo que no pertenecen a religión alguna, si es cierto que todo esto tiene pinta de ser bastante sectario.  Todo parece estar relacionado con dios, y hay cierta dosis de misticismo new age en los pasos.  No tienen nada de científico, y no han variado absolutamente nada en 76 años. 

No sólo hay 12 pasos.  También hay 12 tradiciones, un libro grande ( o libro azul ), además de innumerables trípticos y folletos internos.  Todo con un aroma fuertemente religioso.

¿Puede un tipo descreído como el que esto escribe, que lleva casi dos años sin beber, acceder al presunto tratamiento? Sólo si sigues los 12 pasos, las no menos sectarias 12 tradiciones y la biblia azul.  Afortunadamente, puse mi voluntad y el escaso sentido común que tenía por aquel entonces en ello, en lugar de en 12 pasos de dudosa procedencia.

Los de la asociación podrán decir que muchas personas han dejado el alcohol gracias a ellos.  Pero lo cierto, es que es más probable que sea la propia voluntad de los individuos la que consigue alejarles de las drogas, o bien la ayuda médica, o ambas cosas.  Pero con total seguridad, se puede prescindir de los 12 pasos.   

Como la posibilidad de captar adeptos únicamente alcohólicos puede quedarse pequeña para una organización mundial, la esposa de Griffith,   Lois Wilson, creo Al-Anon y Alateen, organizaciones hermanas de Alcohólicos Anónimos que tienen como objetivo el de ayudar a la recuperación de los familiares de los alcohólicos... por medio de 12 pasos, faltaría más. Al-Anon es para adultos, Alateen para menores. 

Hoy, el movimiento sectario Alcohólicos Anónimos cuenta con 100.000 grupos locales en unos 150 países.

Es obsceno lavar el cerebro de las personas débiles y enfermas.  Pero así es.