miércoles, 8 de junio de 2011

Famosos negacionistas del SIDA, posmodernos ignorantes

Thabo Mbeki fue presidente de la República de Sudáfrica hasta 2008.

Thabo Mbeki decidió apuntarse a las modas conspiracionistas, y así condeno a miles de enfermos de SIDA a una muerte segura.  Aconsejado por el virólogo y charlatán negacionista del SIDA Peter Duesberg, el mandato de Mbeki cortó la vida de cientos de miles de personas, y provocó la infección de 35000 niños, debido a que sus madres y ellos mismos no fueron debidamente medicados con antirretrovirales.  Pese a la evidencia del auge de la epidemia en Sudáfrica, Duesberg despotricó una y otra vez contra los datos que mostraban el incremento de infecciones y fallecimientos. 

Mbeki desoyó los consejos de Nelson Mandela y de la comunidad científica.  El Dr. Costa Gazi mantuvo el sentido común:

"Primero dijeron que las drogas son demasiado costosas, luego que son tóxicas, luego que hay que examinar todas las bases científicas del SIDA. No hay seriedad, no quieren gastar más dinero en salud pública ".

El Dr. Costa Gazi trabajaba en el hospital Cecilia Makiwane.  Compró antirretrovirales con su propio dinero, y lo administró a mujeres embarazadas y bebés recién nacidos, evitando así que las madres transmitieran a los niños el VIH.  Gazi se vio obligado a guardar los medicamentos adquiridos con su dinero bajo llave pues muchos enfermos intentaban robarlos, víctimas desesperadas del sinsentido conspiracionista.  Pero Gazi sólo administró los retrovirales a embarazadas y niños, no había para más y había que pensar en el futuro del país.  Mientras el gobierno de Mbeki negaba que el VIH provoca el SIDA, y la gente moría a puñados, algunos conservaron la decencia y el pensamiento crítico intactos.

Evidentemente, Peter Duesberg (quien es señalado como un tipo a tener en cuenta por la conspiranoica cantante Nina Hagen, cágate ) no podría ejercer en muchos países su nefasta influencia.  Sabe perfectamente donde meter el hocico.  Pero, por desgracia, el mensaje del doctor irresponsable, no sólo lo transmiten tipos como él. El caso de estrellas famosas como Jenny McCarthy, líder del movimiento antivacunas que sabe mucho de ellas debido a que es una experta en enseñar las tetas, es muy ilustrativo.  Que ya se sabe que tiran más dos tetas que millones de vacunas.

El otro caso que me llama la atención, es el del grupo de rock Foo Fighters. Nate Mendel, su bajista, es straight edge ( información sobre este movimiento aquí ).  En el año 2000 organizó un concierto benéfico a mayor gloria de Alive & Well AIDS Alternatives, organización dedicada a promocionar el negacionismo del VIH y las medicinas alternativas.  El concierto fue un éxito total, y en él actuó la banda de Dave Grohl.  La organización negacionista estaba liderada por la activista seropostiva Christine Maggiore, que murió en 2008 debido a su enfermedad y al delirante y anticientífico tratamiento que siguió para arreglar su organismo.  Su espeluznante caso podemos leerlo aquí. 

En fin.  Me desespera mucho el conspiracionismo, en especial aquel que pone en peligro las vidas de inocentes.  En África, mientras los países alrededor de la República de Sudáfrica aumentaban considerablemente la esperanza de vida de los seropositivos mediante los antirretrovirales, el conspiracionismo disfrazado de lucha contra las multinacionales y la ignorancia convirtieron al país en una gran potencia mundial de enfermos de SIDA.  Y mientras, en Europa y Norteamérica, los pijos antitodo ayudaron a ello, y aún hoy ayudan, recomendando que no se sigan los tratamientos habituales.
Thabo Mbeki y Christine Maggiore, presidenta de la asociación a la que Nate Mendel y Foo Fighters beneficiaron en concierto.


Ayuda de verdad:

Onusida

Ahora que te tengo, descarga gratuíta del libro sobre la historia de los últimos 25 años del SIDA en España.

Negacionismo del SIDA, en el diccionario escéptico.

Aidstruth.org, pues eso, la verdad y punto.