jueves, 26 de enero de 2012

El paso por España de la Nueva Medicina Germánica (II)

 

Publicamos hoy la segunda parte de El Paso por España de la Nueva Medicina Germánica, un texto escrito a medias entre Miguel Montes de The Túzaro, y yo. Podéis encontrar la primera parte aquí.

El impacto en la prensa

   Decíamos en la entrega anterior que el paso de Hamer por España suscitó un gran revuelo por una serie de casos que llegaron a la opinión pública a través de los medios, además de por la emisión de los tres programas de Preguntas y Respuestas. Particularmente sonados fueron los casos de Oliviar Philar y Elena Lumbreras, aunque, por supuesto, no fueron los únicos. En esta sección hablaremos de la cobertura de estos y otros casos por parte de la prensa española. 

   Uno de los casos más antiguos y más sonados fue el de Olivia Philar, una niña austriaca, aquejada de un nefroblastoma. Los padres de Olivia entraron en contacto con la Nueva Medicina Germánica®  (NMG) y suspendieron el tratamiento convencional de su hija. Esto provoco que el gobierno austriaco les quitara la custodia de la niña. Los padres huyeron entonces a España, concretamente a Málaga, para poder seguir con el tratamiento según la NMG, puesto que Hamer residía por aquel entonces en la ciudad andaluza. El periódico alemán Der Spiegel dio con la niña y sus padres en España, y tras negociaciones con el gobierno austriaco y la intervención de la policía española, la niña fue llevada por orden judicial a Viena, donde reanudó el tratamiento en contra de la voluntad de los padres. Hoy sigue con vida. 

   En agosto de 1995, El País y El Mundo, informaban de la muerte de Elena Lumbreras con 58 años “a causa de un cáncer tras varios meses de sufrimiento”. Tras un largo periplo por diferentes técnicas de la medicina alternativa, Elena cayó en manos de la NMG. “Si sigues el método Hamer, en tres semanas estarás curada”, le prometieron. “Vicenç Herrera Adell, uno de los médicos que aplica en España el método Hamer […] apartó a la enferma del hospital Clínico, le hizo abandonar el tratamiento y convirtió la enfermedad en una pesadilla familiar”. “Herrera afirmó […] que Elena Lumbreras murió 'porque no supo resolver el conflicto emocional y psicológico origen del cáncer que sufría'”. Como en tantas otras ocasiones, como veremos, la culpa del fallecimiento es del paciente, porque la familia de Elena se empeño en devolverla al Clínico para intentar salvarla in extremis. En el Clínico Elena supo sobre la historia de Olivia Philar y murió con una terrible certeza: “¡Cómo he podido cometer semejante error!”, le dijo a su hija. 

   En este caso, como en tantos otros, se separó al paciente de los tratamientos convencionales e incluso de los calmantes. "No queréis que me cure, de lo contrario no me pediríais que tome morfina", decía a su marido y su hija. Además, su familia también sufrió las consecuencias al ser acusada por Herrera de ser un obstáculo en la curación de Elena. Según informa su marido a El País: “primero le dijeron a mi esposa que la causa de su cáncer era un conflicto conmigo. Y que mientras no lo resolviera, no se curaría. Ella lo creyó. Luego le dijeron que también tenía un conflicto con su hija. Un día me pidió que me fuera de casa porque de lo contrario nunca se curaría. Me marché, pero fui enseguida a pedir explicaciones al doctor Herrera. Él insistía en que había un conflicto, y yo le decía, pero, ¿cuál?, y me respondía 'ustedes tienen que averiguarlo'. Y de ahí no salía”. 

   Algo que merece la pena ser destacado es que, según la información de El País, “la familia [...] sabe que influyeron en ella, y mucho, dos programas de La 2 dedicados al método Hamer en el espacio Preguntas y Respuestas que presenta Adelina Castillejos [sic]”. “No saben cuánto daño han llegado a hacer”, se lamentan. 

   Días más tarde El País volvía a informar de nuevos casos de víctimas de la NMG: los de Concepción C., María José H. y María del Carmen Expósito. La primera de ellas, enferma de cáncer de mama, fue tratada en Málaga por Fermín Moriano, al que ya conocemos. “Rabiaba de dolor, me sentía muy cansada, casi no podía respirar y me estaba quedando paralítica, pero ellos me decían que aguantara, que cuanto más me doliera mejor, porque era señal de que me estaba curando”. Tras varios meses, cuando ya no podía resistir más el dolor, volvió a los tratamientos convencionales, pero era tarde, y no pudo recuperarse de las lesiones en su columna. Una vez más, la culpa es del paciente: “me siento engañada por estos médicos que actúan con una crueldad y una negligencia increíbles. Encima, cuando les enseñé una radiografía para que vieran el daño que me había hecho su terapia en los huesos, me dijeron que era porque no me había valorizado”. Según sus declaraciones “cuando te dicen que tienes [cáncer], siempre aparecen esos tres sentimientos [miedo a la muerte, temor a que los hijos queden desprotegidos y desvaloración personal], con lo cual ellos nunca se equivocan, nunca pierden”. 

   María José H, también se puso en manos de Moriano para tratar su cáncer de ovarios, pero tuvo que ser ingresada en el Hospital Clínico de Málaga ante el avance de su enfermedad y alguna complicación adicional. En el hospital, sus padres y “una terapeuta alemana de nombre Ilsen” (que bien pudiera ser la que aparecía en Preguntas y Respuestas) bloqueaban el tratamiento con analgésicos porque, como hemos visto, el dolor la curaría. Murió menos de un año antes de la publicación de la noticia en El País. Las declaraciones de sus padres y de los hamerianos son poco sorprendentes: la culpa es de los oncólogos por administrarle morfina, que bloqueó el proceso de curación. 

   Por último, el caso de María del Carmen Expósito, enferma de cáncer de mama, que transcribimos directamente de la noticia de El País. 
   El cáncer de mama que padecía la tenía postrada en la cama, pero sin embargo Moriano le hizo una recomendación muy específica a su marido, José Dávila: que hiciera más el amor con la enferma. Oliva Dávila Expósito, su hija, relata que el sufrimiento de María del Carmen no fue sólo físico. “En una visita domiciliaria que le hizo Moriano a mi madre le dijo que todo lo que tenía era miedo, que no estaba enferma, que tenía que perder ese miedo y quitarse de una vez la máscara de oxígeno, sin la que prácticamente no podía respirar. Aquello fue una tortura psicológica para ella. Parecía que le habían puesto una venda en los ojos”. Moriano le recetaba jalea real y unos frascos pequeñitos que valían unas 6.000 pesetas [unos 36 Euros] y que apenas duraban una semana. Además, le hizo interrumpir la quimioterapia. Murió en mayo. 
   En el mismo artículo podemos leer las críticas del Dr. Emilio Alba, miembro del equipo de oncología del hospital malagueño, al programa Preguntas y Respuestas y a La 2. “A esta situación ha contribuido La 2 con el programa en el que difundió las tesis de Hamer, una irresponsabilidad si se tiene en cuenta que la gente se cree mucho lo que se dice por televisión”. De hecho, el programa era utilizado por Moriano y otros médicos hamerianos, como el Villarubia Orellana o la propia Ilsen para ganar adeptos. De hecho, en la actualidad, muchas de las páginas pro-Hamer que se pueden encontrar con sólo buscar en Internet incluyen enlaces a estos vídeos, como por ejemplo ésta. 

   Todo este revuelo provocó, claro está, una polémica sobre el papel que había jugado La 2. TVE aplazaría hasta septiembre de 1995 la posibilidad de abrir un expediente. No hemos podido averiguar si finalmente se tomó alguna medida con Adelina Castillejo u otros miembros del equipo de Preguntas y Respuestas. Hamer fue denunciado por el Servicio Andaluz de Salud por presunto ejercicio ilegal en Málaga, en el caso de la pequeña Olivia. El Ministerio de Sanidad declaró que sólo intervendría si “hubiera una alarma social”. El Colegio de Madrid tampoco planeó intervenir a no ser que hubiera alguna denuncia: “entonces reuniríamos la comisión deontológica. No sabemos de colegiados seguidores de esta especie de secta”. Por su parte, el Colegio de Médicos de Barcelona, motivado en parte por el fallecimiento de Elena Lumbreras se planteó inhabilitar a los seguidores de Hamer. 

   Por último, terminamos esta sección señalando dos repositorios (aquí y aquí) donde se pueden encontrar éstas y otras noticias de prensa de la época, relacionadas tanto con Hamer como con Fermín Moriano.

   La detención de Hamer

   Ryke Geerd Hamer tiene una larga historia de conflictos legales. Ha visitado involuntariamente cárceles en Alemania y Francia, y ha pasado buena parte de los últimos treinta años huyendo de la ley o dando con sus huesos en la cárcel. La larga y tenebrosa carrera del ex doctor tiene un buen número de muertes a sus espaldas, como hemos podido ver más arriba y como se puede ver en las referencias. 

    El 9 de septiembre de 2004, Hamer fue detenido en España, en cumplimiento de una euroorden. Un año y medio después fue extraditado a Francia. Podemos contrastar esta información aquí, aquí y aquí.

   Seguidores de Hamer en la actualidad

   Lejos de haber pasado de moda, la NMG tiene una pequeña legión de seguidores, y otra de practicantes y predicadores de la misma. Algunos de los aquí señalados, forman parte del momento de fama que vivió la NMG gracias a los programas televisivos de tono propagandístico en TVE. Pero como veremos, nuevos personajes se han apuntado a la práctica y divulgación de la pseudomedicina que nos ocupa.
   La periodista Ana Pena, que según sus propias palabras no creía "estar a las puertas de la muerte para nada", falleció en 1998 debido a su enfermedad, no curada por el doctor Hamer.

   El doctor Fermín Moriano, colegiado en Málaga, fue discípulo de Hamer, con quien compartió consulta durante dos años en la ciudad andaluza. También daba conferencias en congresos como Ciencia y Espíritu, rodeándose de todo tipo de conspiracionistas como la monja Teresa Forcades, el ufólogo Enrique de Vicente o los negacionistas del SIDA, o en congresos organizados por la revista de medicina alternativa Dsalud. Fue uno de los defensores de la estafa del Bio Bac, hoy conocido como Renoven. Al parecer, falleció el día 1 de diciembre de 2011 por causas desconocidas para nosotros.

   Itziar Orube, en la actualidad sigue divulgando la NMG mediante charlas y cursos, y anunciándose como investigadora de la misma y por indicación, al parecer, del propio doctor Hamer, haciéndose cargo de la difusión y mantenimiento de la "escuela/taller de pacientes". También dice ser "experta en técnicas psicocorporales de autocuración", sea lo que sea eso. Asegura llevar desde 1995 dando conferencias por diversos países, e incluso haber trabajado en el instituto oncológico de La Habana durante un año. Aquí podemos escuchar un programa radiofónico en el que se debate sobre la NMG en el que participa J. M. Mulet, Profesor de Biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia y autor del libro Los productos naturales ¡vaya timo!, y del blog del mismo título. El programa también cuenta con la presencia de Itziar Orube, que también habla en él de su relación con un lama tibetano que le sirvió de guía espiritual.

   Dr. Juan Manuel Gutierrez-Viñuales, fue jefe de servicios médicos del Elche Club de Fútbol. Es profesor en el Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle.

   El doctor Vicente Herrera y Adell, inhabilitado por el colegio de médicos de Barcelona, (corrección, fue posteriormente rehabilitado) da conferencias, publica libros y sigue promocionando la misma NMG que aplicó a su paciente Elena Lumbreras.

   Un ejemplo de la popularidad aún vigente de Hamer, es Vicent Guillem Primo, doctor en Bioquímica del Servicio de Hematología y Oncología del Hospital Clínico Universitario de Valencia. Es uno de los promotores actuales de la NMG en España, si bien es lo bastante inteligente como para separar sus actividades verdaderamente médicas de las charlas, conferencias y cursos que imparte, que van desde el reiki a la relación entre enfermedades y emociones (algo clarísimamente relacionado con la NMG) y un tema que ha expuesto en el libro y el blog del mismo título Las leyes espirituales.

   Finalmente, Adelina Castillejo, directora del programa Preguntas y Respuestas, ha seguido ejerciendo como periodista, y recientemente ha sido nombrada Defensora de la Audiencia de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals.

   Nota sobre las fuentes

   Para que no se nos acuse a la ligera de parcialidad queremos aclarar que en el artículo hemos reunido información de los más dispares sitios, páginas escépticas, diarios de información general, y páginas de apoyo a Hamer y a la NMG.

   Hemos enlazado y recopilado información de El País y El Mundo, así como muchas otras fuentes que se pueden ver en los enlaces y que son claramente desfavorables a la NMG. No podemos decir lo mismo de free-news, por ejemplo, que defiende al ex doctor e incluso se permitió el lujo de dar un número de cuenta para que la gente ingresara dinero para la defensa de Hamer. Dsalud, por ejemplo, es líder en español en cuestión de conspiracionismo antivacunas, negacionismo del SIDA y un largo etcétera de despropósitos. Valga como anécdota saber que José Antonio Campoy, director de la revista, antes de haber organizado congresos favorables a la NMG, publicó su primer libro en el que entrevistaba telepáticamente a un extraterrestre

   Hemos tratado de ser objetivos. Pero no debemos confundir la objetividad con la equidistancia. Objetivamente, la Nueva Medicina Germánica, no es medicina.