sábado, 31 de agosto de 2013

#LET, o como justificar la pederastia y el chantaje.

El concepto de libertad varía notablemente dependiendo de la ideología que profeses. Algunos ven la libertad en una siempre mejorable democracia, otros en la dictadura del proletariado, otros en gasear judíos, otros en segregar a los negros, y otros, entre otras muchas cosas, en la "libre elección" de las niñas menores de edad para ejercer la prostitución.

Los autoproclamados #LET  en twitter, es decir, anarcocapitalistas y demás ( liberal suena más fino y además no te permite llevar gafas de pasta ) son especialistas en defender lo indefendible en la red social.  Así, gracias a @ilse0001, he tenido el disgusto de encontrar otro gran ideólogo #LET, que responde al nombre de Jorge Valín.  El tal @jorgevalin escribe cosas como esta en su web (pincha en la imagen para verlo en todo su esplendor):  


El hijo de Milton Friedman apuntó hace un tiempo una solución para la pederastia: que los gobiernos permitan realizar películas pornográficas de esa temática pero realizadas íntegramente por ordenador, como Avatar.  Evidentemente, la idea de Friedman no es la misma, aunque olvida el hijísimo que de realizarse películas así, eso no reduciría, mucho me temo, la pederastia en el mundo.  No es que la idea sea estúpida, es que no tendría su puesta en práctica un efecto disuasorio del abuso de menores.  

Valín es lo suficientemente inteligente como para no caer en sus palabras en una cagada que quizá pueda acarrearle algún problema legal, al establecer en su texto la edad de la menor en 13 años ( en España ).  Evidentemente, mucha gente estaría dispuesta a apedrearle ante la puerta de un juzgado si en el artículo hiciera mención a una niña de 10, 8 o 5 años.  Dado que que se toma la molestia de escribir entre paréntesis en España, doy por supuesto que quizá con una menor de 13 años tampoco ve mal una presunta transacción comercial entre un octogenario europeo y una niña o niño indonesio de 10 años, aunque imagino que no estaría de acuerdo en algo así porque soy así de bueno y no me gusta pensar mal de los demás sin pruebas, aclaro.

Pero de lo que sí tengo pruebas es de su falta absoluta de moralidad.  La frase:  Probablemente la prostituta infantil no quiera serlo, pero a nadie le gusta trabajar, lo deja bien claro.  Pero por si quedan dudas, ( y si leemos el texto con atención, no nos quedará ninguna ) hay otra perla: Si usted compra una fotografía de un menor de edad que se pueda considerar pornográfica, también será castigado por la ley. Ah, el malvado Estado imponiendo el intervencionismo en el libre mercado.  Es evidente que si un tipo compra una fotografía pornográfica en la que un menor de edad practica sexo, no lo va a comunicar a las autoridades y será un delincuente que está en posesión de pornografía infantil, pero eso son minucias, comparado con el sabor de la buena y vieja libertad para masturbarse viendo fotografías de menores follando, ¿verdad, Valín? Y la perla que directamente hace sangrar el cerebro, es esta de Al prohibirle [a la menor de edad ] su libre elección a trabajar y obligarla a estudiar, le estamos negando una fuente de financiación fundamental para ella y su familia.  Es un falso humanismo habitual entre especímenes autoproclamados #LET.

Los países que ven como el turismo sexual dinamiza su economía, no los menciona.  Pero oye, existen, como el dragón en el garaje de Carl Sagan.  Una de las causas de la existencia de la prostitución infantil, como el propio Valín señala, es la pobreza.  Si la pobreza empuja a menores de edad a ejercer la prostitución ¿de qué mierda de economía están viviendo esos países que Valín no menciona ni tan siquiera de pasada? Esos países suelen estar en el Tercer Mundo, y aún hoy es el día en el que no parece que esa actividad esté sacando a sus países a flote.  Pero aunque así fuera, no dejaría de ser cruel y repugnante.  

A lo que voy, es a que los menores de edad que se prostituyen, no han elegido hacerlo.  Si el mismo Valín admite que prácticamente no les queda otro remedio, ¿donde está la libre elección? Es evidente que por mucho que los estados luchen contra esta lacra, sigue ahí.  La solución que me propone un pijo occidental es legalizar la lacra, y dejar que las cosas sigan su curso y que esa prostitución infantil contribuya a crear el terreno para futuras inversiones en otros sectores más productivos.  El problema es que nada garantiza que eso sea así, y que por el camino miles de vidas quedarán marcadas y destrozadas para siempre ( si Valín imagina que los menores de edad que se prostituyen pueden decirle a un septuagenario europeo que se pongan un condón y así evitar enfermedades de transmisión sexual, es aún más perverso de lo que me parece ahora ), mientras miles de pervertidos babean su lujuria sobre el cuerpo desnudo de un niño.  No hay libertad alguna en esa no-elección. 

En el mismo artículo delirante, Valín trata otros temas: la legalización del matonismo, pues asegura que sindicalistas como yo somos unos matones de los que hay que defenderse a tiros. Lamentablemente, lo que explica ya existe, se llama vigilantismo, y durante su etapa de mayor gloria, en Estados Unidos, cometió tantos delitos como los que aseguraban querer evitar - ajustes de cuentas, ejecuciones arbitrarias, asesinatos sin juicio -, pero qué es eso comparado con el placer de disparar a un negro que pasea por tu jardín.  

El colmo del delirio ( si exceptuamos el principal que ha originado esta entrada ) es la legalización del chantaje.  Sí, así, como suena ( vuelve a pinchar en la imagen, que te lo tengo que decir todo):



Como no quiero hacer esta entrada interminable, me permito el lujo de citar al gran Andrés Diplotti, que deja bastante a las claras que los autoproclamado#LET  son muy dados a justificar delitos hasta extremos delirantes que les llevan hasta a negar los principios en los que basan sus ideas:


Como en el famoso hoax del llamado Manchego en Red Liberal ( que me acaba de recordar @natxox), esto no dice nada en sí sobre la ideología que dice tener el tal Valín, pero sí dice mucho sobre qué clase de gentuza ha decidido apropiarse del liberalismo español.

No hay nada más que decir, gracias.