jueves, 26 de diciembre de 2013

Hagiografía de un ser de luz.

Anoche encontre en El Asombrario una entrevista con el director de la filial española de Triodos Bank, Esteban Barroso.  Lo publiqué en Twitter, aquí.  Y luego, otros preguntaron a eldiario.es sobre el asunto, como podemos ver aquí.  Además, como vemos en esta captura, también hay publicidad de Triodos Bank:

Captura de @undívaga.


A partir de ahí, he discutido mucho desde ayer con un defensor de Triodos.  El caso es que a pesar de publicitarse como banca ética, existen muchas dudas al respecto de que eso sea así en Triodos y sus negocios afines, como se puede comprobar aquí , aquí, aquí, aquí, y aquí.

Desde eldiario.es han dicho que ellos no controlan los contenidos de El Asombrario. Ignacio Escolar ha intentado arrojar algo de luz aquí.  El Asombrario ha querido aclarar el asunto,  justificando la hagiografía de Esteban Barroso.



Mi contestación no ha superado la moderación de comentarios:



Todo esto me ha dado para algunas reflexiones.

¿Es más ético Bankia que Triodos Bank?

Por poner un ejemplo de banco chorizo, hay miles donde elegir.  Bankia tenía un pufo que hemos pagado con dinero público.  El rescate de Bankia tiene parte de la culpa de la imposición de recortes en España.  ¿Quiere esto decir que Bankia es menos ética que Triodos Bank? No.  El que alguien cometa un despropósito no justifica los despropósitos de otros.  El problema, también, está en que Triodos Bank se presenta como una banca ética, seres de luz en el tenebroso Mordor de la banca mundial.  A estas alturas, los bancos tradicionales no se presentan así, no pretenden dar lecciones de superioridad moral.  Así que juzgad vosotros si realmente Triodos Bank predica con el ejemplo. 

¿Qué problema hay con publicitar Triodos Bank?

El problema no existe más allá de la conciencia de cada uno, un medio de comunicación privado puede publicitar lo que le venga en gana, allá cada cual con su conciencia.  Pero cuando tu medio de comunicación pretende ser abanderado de la transparencia e intenta marcar diferencias con los demás medios en cuanto a su funcionamiento, lo normal es que se le pregunte por algo que suscita serias dudas.  

¿Y la entrevista?

Desde El Asombrario han dicho que no pactaron las preguntas con Barroso. No puedo no creerlo.  Pero toda la entrevista está exenta de cualquier atisbo de crítica.  Es más, lo primero que nos encontramos al leerla es un párrafo de alabanza que haría palidecer de vergüenza ajena a cualquier periodista de ABC al que Mariano Rajoy conceda la dicha de hacerle una pregunta, en el que se califica a la competencia de Triodos Bank como "jauría", señalando que Esteban Barroso no es como los demás, él es un ángel tocado por la Gracia, y entrar en la web de Triodos Bank es nada menos que "reconciliarse con el mundo" .  Ni una mención, ni un enlace a las informaciones no ya sobre lo dudoso o no de su ética, es que eluden los orígenes de Triodos Bank y su relación con la antroposofía de Rudolf Steiner.  Si no hay nada vergonzoso en esta relación, lo suyo sería mencionarla sin tapujos, ¿no?  La entrevista puede ser tachada de muchas cosas, pero a mí únicamente se me ocurre que es mal periodismo.  Nefasto, incluso.  Si no conoces más que buenas palabras sobre algo, y tienes que escribir sobre ese algo, lo normal es que lo investigues, si eres un profesional.  Pero qué sabré yo, que no tengo estudios.

Las conclusiones que saco de todo esto es que, efectivamente, en tu casa puedes publicitar lo que quieras.  Y que en tu casa, puedes hacer un ejercicio de periodismo de saldo a la altura de las entrañables alabanzas que hace El País hacia el creador de Inditex.